Ruinas de la Ermita de Burgondo

La Ermita de Burgondo data según la Diócesis de Vitoria del siglo XVII, pero existen al parecer documentos anteriores que la ubican en el año 1556 y otros la describen desde tiempo inmemorial, realmente poco se sabe ya que la envuelve un halo de misterio y sus muros no revelan ningún dato dado su mal estado.

La devoción a la Virgen de Burgondo, hoy desaparecida, era tal que se le atribuyeron infinidad de milagros, y eran constantes las rogativas llegadas incluso desde otras provincias. Es significativo destacar la reacción del octogenario D. Pedro Ogueta, persona muy ligada a Burgondo y último mayordomo de su cofradía, que al ser preguntado sobre los presuntos fenómenos extraños ocurridos en Ochate no duda sobre su origen y afirma con rotundidad que se trata de “milagros de la Virgen de Burgondo”.

El día 15 de agosto, fiesta de la Virgen de la Asunción, los habitantes de San Vicentejo, junto con los de Aguillo, Ajarte, Imíruri y Uzquiano, aún hoy suben en romería hasta la Ermita, esperando con emoción el momento de besar un medallón a modo de reliquia aparecido en 1947 tras la caída de un rayo entre los gruesos muros del templo y que sólo se exhibe una vez al año.

Más información en este enlace

Aún no hay comentarios. ¡Sé el primero en comentar!

  •  

JV Creación
diseño y programación web